Hoy os presentamos una nueva entrada con consejos sobre negociación. Esta vez nos trasladaremos a Japón,  país con la tercera principal economía del mundo después de los Estados Unidos y China (haz clic aquí para ver la entrada sobre negociación en China). Japón destaca en especial por su capacidad tecnológica, tanto como productores de vehículos como de dispositivos electrónicos.

A continuación os ofrecemos algunos consejos que pueden ser de utilidad cuando tengáis que hacer negocios con empresas japonesas.

Puntualidad: se recomienda llegar unos cinco minutos antes de la hora de la reunión. Si se sabe que se llegará tarde a la reunión, lo mejor sería avisar con tiempo suficiente y añadir cinco minutos, para así poder llegar antes aunque se vaya con retraso.

Trabajo en equipo: es muy común que vaya un grupo de personas a las reuniones para tomar decisiones, así que se debería imitar esto.

Saludo: se recomienda inclinar levemente la cabeza como muestra de cortesía. Se debe entregar una tarjeta de presentación en inglés y en japonés. Al recoger la tarjeta de presentación de la empresa japonesa se tiene que coger con las dos manos sin tapar lo que hay escrito y examinarla durante unos segundos.

– Los temas de conversación que se tienen que tratar también deberían ser diversos, empezando por temas más generales como el idioma, la cultura o el país, antes de empezar a hablar de negocios.

– Los japoneses asienten continuamente durante las conversaciones para hacerte saber que están entendiendo lo que se dice. No se debería tomar este gesto como una afirmación.

Contar con un buen traductor y un buen intérprete: para causar una buena impresión se debería traducir toda la documentación al japonés, y esto lo debería hacer una persona cualificada. En las reuniones también se debería contactar con un buen intérprete que facilite la relación entre ambas partes, para así no tener que recurrir al inglés.

Esperamos que estos puntos puedan ser de ayuda para los emprendedores que quieran exportar su producto a Japón. Si hay algún error o si hay algo que nos podamos haber dejado, agradeceríamos que nos lo comunicaseis para tenerlo en cuenta en futuras entradas sobre negociación en el extranjero.