Este verano nos hubiera encantado viajar a Mallorca. Como no ha podido ser, entrevistamos a Alejandro Jordà, director de Langfeldt Translations, empresa asociada a ANETI en las islas:

 

– Alejandro, ¿cómo fueron los inicios de Langfeldt? ¿Cuándo se constituyó la empresa y con qué objetivos se creó?

Langfeldt empezó su andadura en 1987. La comenzó mi madre junto conmigo y mi hermana. Es una empresa netamente familiar. En los inicios contamos con la inestimable ayuda de un amigo íntimo de Noruega, que era ejecutivo de una empresa de traducción que operaba principalmente en Escandinavia.

La empresa se creó para prestar un servicio en las islas Baleares que estuviera a la altura, en calidad, a las mejores empresas de traducción de Europa. Si bien, desde temprano tuvimos clientes fuera de las Baleares.

 

– En la actualidad ¿quiénes formáis parte del equipo de Langfeldt?

Actualmente gestionamos la empresa mi mujer y yo, y contamos con un equipo maravilloso de traductores que llevan muchos años con nosotros.

 

– ¿Cuáles son vuestras especialidades y qué tipo de clientes tenéis? ¿Trabajáis más para España o para el extranjero?

Abordamos todas las especialidades, si bien es cierto que nos hemos centrado en la traducción escrita. La variedad de temas que traducimos es uno de los principales atractivos de esta profesión. Trabajamos principalmente para España, sobre todo para las Baleares, aunque hemos trabajado para clientes de Alemania, Reino Unido, Suiza, Noruega, Suecia, entre otros países.

 

 

 

– Contadnos un poco vuestro procedimiento de trabajo… Por ejemplo, ¿qué recursos/herramientas utilizáis?

Creo que nuestro procedimiento no se diferencia mucho del de otras empresas serias. En general, se analizan los proyectos, se asignan a los traductores más adecuados conforme a la especialidad de que trata el texto y se revisan varias veces y con sumo detenimiento  junto con los traductores. Si hay que tomar más medidas, se adoptan. Para nosotros el trabajo en equipo es esencial. Asimismo, mantenemos una estrecha comunicación con los clientes. También disponemos de un programa de gestión de las traducciones diseñado por nosotros, al igual que el programa de facturación y contabilidad.

 

Para nosotros el trabajo en equipo es esencial. Asimismo, mantenemos una estrecha comunicación con los clientes.

 

– A lo largo de todos estos años habréis vivido muchas anécdotas ¿podéis compartir alguna con nosotros?

Hace años, unos  potenciales clientes me llamaron para que fuera a visitarles, pero no concretaban el motivo. Fui y me recibieron dos señoras en una especie de despacho, alrededor nuestro correteaban algunos niños. Editaban una publicación periódica de contactos sexuales y querían traducirla a varios idiomas. Todo bastante surrealista.

En otra ocasión se presenta a la oficina un señor elegante con un maletín. Nos encargó varios trabajos. Investigando un poco leí que había llegado a ser el hombre más rico del mundo. Durante años fue un cliente muy fiel hasta que falleció. Incluso le tradujimos una especie de autobiografía muy interesante.

 

Hemos logrado crear un vínculo muy eficiente y a la vez muy humano con nuestros traductores y una relación muy próxima y de gran confianza con muchos clientes.

 

– En vuestra opinión ¿qué es lo que hace vuestra empresa especial o diferente al resto?

Pues para contestar a esta pregunta necesitaría conocer más al resto de empresas. Creo que con el tiempo hemos logrado crear un vínculo muy eficiente y a la vez muy humano con nuestros traductores y una relación muy próxima y de gran confianza con muchos clientes. Es una experiencia sumamente satisfactoria.

 

– ¿Cómo estáis viviendo el impacto de la COVID-19?

Con mucha inquietud. El futuro es imprevisible y nada halagüeño. Habrá que intentar capear el temporal como en las crisis anteriores, mal que nos pese.

 

No puede ser que se acepten tan alegremente traducciones hechas con el Google Translate.

 

– ¿Cuáles crees que son los principales retos a los que se enfrenta el sector de la traducción?

La hiperconcentración de la economía hace que las pequeñas empresas pierdan clientes. Es una evolución muy insana para la sociedad. La mentalidad de infravalorar la calidad, en nuestro sector, a favor del precio hace mucho daño y nos lleva por la senda del tercer mundo. Si no se valora el trabajo bien hecho y un buen servicio, estamos todos perdidos. Por ejemplo, no puede ser que se acepten tan alegremente traducciones hechas con el Google Translate.

 

– ¿Tenéis algún proyecto de mejora o cambio en el próximo futuro?

Como tantas empresas, siempre tratamos de pulir los procedimientos para prestar el mejor servicio posible.

 

– Y para finalizar ¿por qué os asociasteis a ANETI? ¿Qué esperáis de nuestra asociación?

Creo que es muy beneficioso para el sector disponer de una institución propia que defienda nuestros intereses comunes y en la que debatir y reflexionar sobre aquellas cuestiones que nos atañen a todos.

 

Información de contacto:

Langfeldt, SL
Gremi Teixidors, 35 , 07009 Palma de Mallorca

Tel: +34 971 432 643
Web: www.langfeldt-translations.com
Correo electrónico: l@ngfeldt.com