Este mes de marzo entrevistamos a una de la últimas empresas en asociarse a ANETI, Transword Translations, con sede en Barcelona.

El equipo de Transword está teletrabajando y entrevistamos vía email a Valentina Paglia, directora de la empresa.

 

– Valentina, ¿cómo fueron los inicios de Transword? ¿Cuándo se constituyó la empresa y con qué objetivos se creó?

Valentina Paglia: Todo empezó hace más de 20 años, cuando Angela Michaud, actual CEO de Transword Translations, galesa de orígenes, pero más que asentada en Barcelona, se dedicaba a dar clase de inglés y a realizar traducciones para varios bufetes de abogados de la Ciudad Condal.

Pero fue en 2001 cuando, debido a la creciente demanda de traducciones, sintió la necesidad de fundar Transword Translations y consolidar así la relación con sus colaboradores y clientes.

Desde entonces, seguimos ofreciendo servicios de traducción e interpretación de calidad a clientes de diferentes sectores y envergaduras.

 

 – En la actualidad ¿quiénes formáis parte del equipo de Transword?

Actualmente en plantilla somos 7, entre traductores y project managers, pero como podéis imaginar, contamos con numerosos colaboradores externos; muchos de ellos llevan con nosotros desde el principio.

Aunque se trate de servicios externos, contamos como parte integrante del equipo también a nuestros colaboradores encargados de la parte técnico-informática y a los que nos llevan los asuntos contables y administrativos.

La traducción jurídica y financiera es sin duda nuestra especialidad. Junto a ella, la traducción de patentes y del ámbito farmacéutico ocupa otra buena parte de nuestro trabajo.

 – ¿Cuáles son vuestras especialidades y qué tipo de clientes tenéis? ¿Trabajáis más para España o para el extranjero?

Ya desde el principio, el componente internacional de la empresa determinó que los clientes de Transword no fueran solamente españoles. Aun así, la mayoría de ellos hoy en día son nacionales y principalmente del sector legal y financiero. Por eso podemos afirmar que la traducción jurídica y financiera es sin duda nuestra especialidad. Junto a ella, la traducción de patentes y del ámbito farmacéutico ocupa otra buena parte de nuestro trabajo.

De todas formas, hay que decir que, ya desde el principio, hemos ido ampliando las áreas de especialidad a sectores muy distintos. Así que hoy en día trabajamos para clientes de distintos campos, desde la industria hasta las productoras cinematográficas.

 – Contadnos un poco vuestro procedimiento de trabajo… Por ejemplo, ¿qué recursos/herramientas utilizáis?

Nuestro sistema de trabajo sigue al pie de la letra lo que establece la norma ISO 17100, que todos conocéis o tenéis implementada.

En cuanto a nuestras herramientas de trabajo, nos hemos decantado por memoQ como herramienta TAO principal, aunque usamos también SDL Trados Studio. Y para la gestión de los proyectos, nuestro aliado es Gespoint, software ya popular entre los socios de ANETI.

 

 – A lo largo de todos estos años habréis vivido muchas anécdotas ¿podéis compartir alguna con nosotros?

Pues no hace falta que os contemos que nuestros clientes siempre vienen pidiendo plazos ajustadísimos, el famoso “lo necesito para ayer”.

Se nos ocurre contar un episodio de hace unos años, cuando se trabajaba todavía de una forma más artesanal. Un cliente vino un viernes por la tarde solicitándonos la traducción de un informe fiscal bastante largo y complejo para entregar el lunes siguiente. Trabajando el fin de semana, cumplimos con el plazo, pero a los traductores les habían quedado muchas dudas por aclarar con el cliente. Se las pasamos para poder terminar el trabajo y el cliente nos contestó: “Ah, pues mejor así, que no se entienda muy bien lo que pone el texto. De hecho, el objetivo es que mi cliente no entienda nada.”

Nunca nos había ocurrido que un cliente nos pidiera entregar una traducción mal hecha.

 

 – En vuestra opinión ¿qué es lo que hace vuestra empresa especial o diferente al resto?

La calidad del servicio, la disponibilidad y la atención personalizada que ofrecemos a nuestros clientes son, probablemente, nuestros puntos fuertes. Es verdad que muchos saben hacer traducciones de calidad, pero no todos “miman” a sus clientes como nos gusta hacer a nosotros.

La calidad del servicio, la disponibilidad y la atención personalizada que ofrecemos a nuestros clientes son, probablemente, nuestros puntos fuertes.

 – ¿Cuáles crees que son los principales retos a los que se enfrenta el sector de la traducción?

El reto principal hoy en día es probablemente no dejarse arrastrar por el avance tecnológico, sino conseguir seguirle el ritmo y saber aprovechar las oportunidades de mejora que ofrece constantemente.

 

 – ¿Cómo estáis viviendo el impacto de la COVID-19?

Después de un primer momento de desconcierto y dificultad, nos arremangamos para seguir trabajando y garantizando el servicio a nuestros clientes. Y gracias a la tozudez que nos caracteriza, después de un periodo de crisis inicial, desde junio hemos visto cómo poco a poco el trabajo empezaba a arrancar con “normalidad”. Eso sí, estamos teletrabajando de forma parcial, y nos gusta tanto cómo nos lo hemos montado que probablemente sigamos así también en el futuro.

 

 – ¿Tenéis algún proyecto de mejora o cambio en el próximo futuro?

Intentamos estar siempre al día de las novedades y adaptarnos a los cambios. Pero no tenemos ningún cambio estructural a la vista.

 

 – Y para finalizar ¿por qué os asociasteis a ANETI y qué esperáis de la asociación?

Quizás suene algo banal, pero “la unión hace la fuerza” y creemos que una asociación que represente el sector y defienda nuestros intereses es cada vez más necesario.

Además, ANETI ofrece la ventaja de tener acceso a información sobre cursos, tecnología y novedades de nuestro “mundillo” y la oportunidad de intercambiar reflexiones y compartir recursos e intereses con otras empresas del sector.

 

Más información:

Transword Translations

Tel: +34 932 690 088
Web: www.transword.net
Correo electrónico: transword@transword.net