Cuando hablamos de aplicaciones de traducción a todos nos viene a la cabeza las típicas aplicaciones de idiomas (mejores o peores). Pero las posibilidades de la Inteligencia Artificial crecen día a día, creando tecnologías sorprendentes.

¿Qué te parecería tener una app para descifrar el llanto de un bebé o los gruñidos de tu mascota?

Te presentamos algunas de las aplicaciones de traducción más sorprendentes del mercado:

 

1.     MeowTalk, la aplicación que traduce los maullidos de tu gato

Seguro que más de una vez has deseado entender qué quiere tu gato. Bien, pues estás de suerte, porque MeowTalk traduce los maullidos de estos pequeños felinos.

El funcionamiento de la herramienta es sencillo: descargas la aplicación, grabas el maullido de tu gato y en un instante aparece la traducción. En realidad, la app interpreta los maullidos de cada gato como una de las nueve posibilidades o estados de ánimo que incluye: estoy contento, tengo dolor, quiero cazar, estoy descansando…

Cuanto más utilicemos la aplicación, mejor reconocerá los maullidos de nuestra mascota y mejor sabrá diferenciarlos.

Pero, ¿qué pasa si tienes más de un gato? No hay problema: la aplicación permite crear varios perfiles para ir conociendo los maullidos de cada uno y saber qué quieren en cada momento.

Por cierto, la persona detrás de MeowTalk es Javier Sánchez, ex-ingeniero de Amazon que trabajó en el desarrollo del asistente virtual Alexa.

Más info: https://www.meowtalk.app/ 

 

2.    Petpuls, el collar traductor

Petpuls es un collar para perros que detecta hasta cinco emociones diferentes.

El proyecto comenzó en 2017 con una base de datos elaborada por la empresa coreana Petpuls Lab, que recogía 10.000 ladridos de 50 razas de perro y que sirvió para crear un algoritmo capaz de analizar las emociones de estos animales.

Petpuls incorpora un micrófono para recoger el ladrido del can que lo lleva, transmitiendo al dueño del animal si la mascota está feliz, nerviosa, enfadada, triste o relajada con una fiabilidad (según los fabricantes) del 80%.

El dispositivo, que cuesta unos 110 euros, también hace las veces de pulsera de actividad y la aplicación que acompaña al collar recoge todos los datos del perro: muestra los kilómetros que se ha movido o las calorías que ha consumido.

Como en la app anterior, los ladridos de los perros que lleven el collar sirven para ir mejorando la tecnología por entrenamiento de la Inteligencia Artificial.

 

Más info: https://www.petpuls.net

 

3.     Zoundream, la app que interpreta el llanto de tu bebé

Todos sabemos que los niños llegan al mundo sin manual de instrucciones. Considerando que un bebé recién nacido llora una media de entre 2 y 3 horas al día, qué bien les vendría a muchos padres primerizos un artilugio que fuera capaz de interpretar qué es lo que les pasa a sus bebés cuando aún no han aprendido a hablar.

Eso es lo que pensó Ana Laguna tras dar a luz a su primer hijo. Al no encontrar ninguna herramienta fiable, comenzó a grabar el llanto de su propio bebé para buscar patrones. Con los años aquel proyecto se convirtió en una compañía, Zoundream, startup experta en la catalogación y traducción de los llantos de los bebés.

Esta aplicación cataloga los lloros en cinco tipos: hambre, sueño, dolor, gases y apego (ganas de estar en brazos). Esta clasificación funciona sobre todo hasta los 3 meses, cuando el llanto es más genuino. A partir de este momento, los bebés aprenden ciertas estrategias para conseguir lo que quieren.

Tras afinar su software de traducción con miles de horas de llantos de bebés de distintos países, la empresa se centra ahora en la detección temprana de patologías o desarrollos atípicos de recién nacidos a través de la manera de llorar de los bebés.

Más info: https://zoundream.com