Asociación Nacional de Empresas de Traducción e Interpretación

  • Inicio
  • Unidad de vigilancia lingüística

Unidad de vigilancia lingüística

El que tiene boca, se equivoca. Esa es la primera de las máximas de este libro. La segunda es hay que saber reírse de uno mismo y con los demás. En estas páginas encontrarás un compendio divertidísimo de gazapos lingüísticos, de meteduras de pata y de equívocos de políticos, personas relevantes y profesionales de los medios de comunicación de las últimas décadas.

Portada Unidad de Vigilancia Lingüística

Errar puede ser una demostración de nuestra ignorancia o la piedra angular de la evolución de nuestro conocimiento, errar nos avergüenza o nos divierte, errar, en definitiva, no es que sea humano, es que es lo que nos hace humanos. Y por eso es algo que nos afecta a todos, independientemente de cuál sea nuestro bagaje cultural o intelectual.

Ni el mismísimo Emérito, ni presidentes del gobierno, ni las grandes voces del periodismo de este país se libran de pasar por la lupa del observatorio lingüístico de Isaías Lafuente y sus vigilantes. Una recopilación de los errores más memorables que recorre nuestra reciente historia, que te hará sonreír y, por qué no, aprender un poco más sobre nuestro idioma y comprobar que, pese a todo, frente a las visiones apocalípticas que profetizan su devaluación y destrucción, el español, como España, va bien…

Isaías Lafuente

(Palencia, 1963) es periodista y escritor. Ha desarrollado su vida profesional en la Cadena Ser, en donde ha sido subdirector de los programas Hoy por hoy y A vivir, que son dos días. Desde hace trece años dirige la «Unidad de Vigilancia», un espacio radiofónico semanal dedicado a los destrozos de la lengua en los medios de comunicación y que en la actualidad se emite en La ventana.

Es autor de los libros Tiempos de hambre (1999), Esclavos por la patria (2001), Agrupémonos todas (Aguilar, 2003), La mujer olvidada (2006) y Y el verbo se hizo polvo (2014).

Fecha de publicación 16-11-2023

Páginas 384

Noticias relacionadas