Hay quienes abogan por diferenciarlas y hay quienes las consideran meros sinónimos. El caso es que, recurrentemente, surge el debate sobre la diferencia entre empresa de traducción e interpretación y agencia de traducción e interpretación.

¿Son lo mismo? ¿Prestan los mismos servicios? ¿Con las mismas garantías de calidad? ¿Te parece relevante esta diferencia? ¿Y a tus clientes?

ANETI, como tal, es una asociación de empresas de traducción e interpretación. Pero, ¿cómo se autodenominan nuestros propios asociados? Un rápido repaso por la web de ANETI ofrece visiones y definiciones muy diversas de nuestros socios.

Este pequeño estudio se ha basado en examinar la descripción que los miembros de ANETI han incluido en su tarjeta de presentación dentro de este sitio web (https://aneti.es/socios/)*, así como la propia web de cada organización -normalmente la sección “Quiénes somos” y “Presentación”, en su versión en castellano.

Estos son los resultados:

18 socios se presentan como empresas

9 se presentan como agencias

5 indistintamente como agencias y empresas

8 no se presentan ni como empresas ni como agencias, sino que utilizan términos como grupo, red, compañía, etc.

¿Cómo definirías tu negocio? ¿Te parece relevante la diferencia entre agencia y empresa? ¿Por qué?

NOS GUSTARÍA CONOCER TU OPINIÓN