El mes pasado publicamos un artículo sobre la feminización del sector de la traducción en el que recopilábamos varios datos que constataban esta realidad. Por ejemplo, un 82% de los estudiantes del Grado de Traducción e Interpretación de las universidades son mujeres, mientras que un 54% del sector de la traducción editorial también son mujeres. Y, concretamente, el porcentaje de traductoras en el rango de edad de 26 a 35 años triplica el de hombres.

Pero apenas existen datos de la realidad de las empresas de traducción. Sin ánimo de ser rigurosos, lanzamos una breve encuesta anónima para saber si las empresas de traducción son reflejo de esta realidad, si la mayoría de trabajadores/as serían mujeres, así como los colaboradores autónomos a los que recurren, o si los cargos directivos, en cambio, son ostentados por hombres.

Y aquí están los resultados:

En primer lugar, preguntamos qué porcentaje de la plantilla (sin contar cargos directivos) son mujeres. Y en un 80% de los casos, más del 75 % de la plantilla son mujeres.En cuanto a los cargos directivos, este porcentaje se reduce al 60%:

Por último, el porcentaje de traductoras externas con las que trabajan las empresas también es superior. Por ejemplo, un 30% recurre en más del 75% a colaboradoras freelance:

Además, la mayoría de participantes no observan que haya idiomas en los que prevalezcan traductores/as de uno u otro género, y tampoco por áreas de especialidad (traducción técnica, médica, jurídica, comercial…. No obstante, un par de empresas señalaron, por ejemplo, que la traducción técnica es un sector con mayor presencia masculina, mientras que la traducción jurídica y comercial, femenina.

En definitiva, los datos manifiestan que la traducción en España está en un proceso continuo de feminización, y que esta presencia mayoritaria se refleja en todos los niveles: tanto en el porcentaje de trabajadoras en plantilla, como en el número de colaboradores externos y, afortunadamente, en los cargos directivos.

¡Muchas gracias a todas las empresas participantes!